viernes, octubre 10, 2008


"Las manos y me sangraban, las cuerdas obstaculizaban el paso de la sangre por mis muñecas, todo empezaba a darme vueltas, me setía mareada, agotada, sin fuerzas...

Tenía frío aunque estaba sudando, mas el sudor que caía de mi frente era frío, casi helado...


Pasados unos instantes caí rendida de dolor, notaba como mis ojos ardían como si fueran fuego; sin darme cuenta siquiera, me levanté del suelo, creé una bola de fuego y las cuerdas saltaron de mis manos. Me quemé las manos mas no sentía dolor alguno, sentía rabia en mi interior. Sin pensarlo, desenvainé la espada y, casi automáticamente, la blandí sobre los tipos que me tenían aprisionada.

Salí de aquel lugar completamente confundida, nada de lo que veía me resultaba conocido y los ojos me ardían; fue entonces cuando decidí cubrirlos de alguna forma, rompí un trozo de mi vestido y con él los tapé. La tela era semi-transparente, ahí que podía distinguir más o menos los objetos y paisajes que me rodeaban.


Seguí vagando como un alma en pena hasta llegar a la orilla de un río, allí me rendí y caí en redondo.

-¿Estás bien?

Escuché detrás mía, me levanté de golpe y miré a mi alrededor. Delante vi a una joven chica que me miraba sonriente, ésta se acercó lentamente a mi, yo retrocedí, confundida.

-¿Quién sois?

Le pregunté a la chica, algo me hacía sentirme segura, algo me evitaba abalanzarme contra ella y blandir mi espada en su vientre, una fuerza mayor me impedía desconfiar de ella, algo...

-Tranquila, no te voy a hacer daño, soy Yumi, encantada.

Me dijo la chica que continuaba avanzando hacia mi.

-Yo... yo me llamo Kristal...

Le dije mirándola a los ojos, no sabía qué pasaba, pero me transmitía confianza; entonces, de repente, una sonrisa iluminó mi rostro.

-Hola Kristal.

Me dijo dándome un abrazo que yo correspondí.

-¿Cómo me habéis encontrado?

Le pregunté

-No lo sé, una corazonada me trajo a este lago y te encontré.

Dijo sonriendo, al parecer, no había desconfiado de mi, aún viendo mi espada ensangrentada y las heridas de mis manos.

-¿Buscábais algo en particular?

-La verdad esque no, buscaba un camino que seguir, una razón para continuar mis pasos; al verte supe que debía seguir tu camino, ambas tenemos una razón por la que luchar, y si me dejas seguir tu camino a mi lado, sería un gran honor para mi persona, dejadme seguir un camino junto a ti.

Me dijo la joven sin dejar de mostrar una amplia sonrisa.

-El honor sería mío de tener a alguien tan especial y valiente como vos a mi lado.

Después de aquellas palabras, avanzamos juntas bosque adentro; siempre luchamos por nuestros sueños, y las batallas ganadas nos hacían crecer como personas y unían aún más nuestros caminos, creando un vínculo de amistad muy difícil de vencer.


Y así continuamos, luchando juntas contra los enemigos más difíciles de vencer; contra la tristeza, la soledad, la hipocresía y el rencor. Nunca nadie logrará separarnos, pues nuestras almas son de fuego y juntas venceremos todos los obstáculos que se crucen en nuestro camino."


¡¡NAKAMAS FOREVER!!


Aprovecho para decirte a ti, Nuria, mi princesita adorada, que siento mucho haber tardado tanto, que sabes que te quiero como si fueras una hermana, que te adoro, sin ti no podría continuar, gracia por todo, por ser la otra cara de la moneda, aquí me tendrás siempre, para lo bueno y lo malo, siempre.


Te admiro.


Adiós preciosa ^^


.TqqMMM


By: Montse

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por bucear en mis sueños.

Buceadores recientes

¿Cuántos bucearon?