viernes, noviembre 07, 2008

Nada


Inocente desvancer de sombras ingratas
de frases de un ayer que me dice que te marchas...
Y nada puedo hacer,
nada quiero tener,
si tu vida de mi se marcha,
¿acaso algo puedo yo hacer?
¿quién hará que renazca de nuevo mi amanecer?
¿quién aclamará en mi tristeza,
el sueño de un atardecer?
Dime...¿quién...?

Nada... Nunca dices nada,
nunca sabes nada,
¿qué ibas a saber?
¡Si ni siquiera sospechabas que era amor lo que te regalé!
¡Si ni siquiera me devolviste un poquito de ese querer!
Tan solo un poco de mi querer...

Nada... Nada sigues sin saber...
Nada una y otra y otra vez,
tan solo suspiras, tan solo me rehuyes,
tan solo me miras, para marcharte después,
no dices nada...
¿Por qué?

¿Acaso alguién me quiso?
¿Acaso alguien me ha de querer?
Quién sabe...
Pues yo tampoco sé,
no sé quién soy, ni adónde voy,
ni qué es lo que tengo que hacer,
ni si el amor existe,
ni por qué se cree en él.
Tan solo sé...
Mi vida ta solo sé,
que en tus oscuras y amargas redes,
no volveré a caer

2 comentarios:

  1. Cuánto quisiera mi yo estoico, creer ciertos los dos últimos versos...

    ResponderEliminar
  2. Creéme, a mi también me cuesta creer que no volveré a caer en sus redes, pero el mejor camino para conseguirlo es irse convenciendo.
    Gracias ^^

    ResponderEliminar

Gracias por bucear en mis sueños.

Buceadores recientes

¿Cuántos bucearon?