martes, diciembre 30, 2008

Tu ausencia


Apago tu grito con mi silencio.
Ahora que estamos así, cara a cara, no podrás hacerme creer nada que yo misma no crea.
Te delatan esas manos temblorosas; y lo sabes, y te asustas porque sabes que yo también lo sé.
No hay tiempo para más errores, caen las preguntas como cuchillas envenenadas, ¿a dónde te fuiste?, ¿por qué no estabas?...
Sé que no me vas a responder, porque no sabes, y sabes que yo tampoco sé...
Solo sé que tu ausencia se me hizo eterna, fría, y a veces llegué incluso a enfadarme... pero no pude ir a buscarte; sabes que sin ti no puedo ir a ninguna parte, sabes que sin ti, no soy nada...
Aunque contigo tampoco lo sea, al menos, unidos, esa máscara de bienestar es más fuerte, menos obvia...
Unidos somos más fuertes y a la vez, más débiles; unidos, ambos seguimos vivos, aunque el dolor del vacío se haga más grande.
Tal vez tu ausencia nos haya venido bien después de todo... yo aprendí que se puede vivir sin ti, y tú que sin sentmientos estás parado, triste, destrozado, pero no muerto...
Eso puede sernos útil ahora que sabemos que la soledad apunta con más fiereza estos últimos meses y que, los próximos seguramente sean iguales.
Cabe la duda.

Recorramos en el camino de vuelta a casa todos esos recuerdos que quedaron dormidos largo tiempo en mi memoria, recorramos todos los atardeceres llenos de lágrimas que pasamos frente al mar; los que tuvieron lugar antes de tu partida, claro está.
Quizás tú no hayas encontrado nada en tu viaje... yo no he encontrado nada en el mío...
O tal vez hayas percibido alguna cura a este vacío, una que sea capaz de curarnos a los dos...
Puede que no tenga cura... esa es la única respuesta que he hayado, no es la mejor, ni la más bonita, pero no he sido capaz de encontar otra en medio de esta oscura soledad...
Al menos, juntos somos más y, tal vez dentro mío, aunque el vacío crezca sumando el de ambos, vuelvas a palpitar... Llegó el momento; tú, corazón, yo, alma, devolvamos la vida a este cuerpo que, vacío, dormía sin soñar...

2 comentarios:

  1. "Unidos somos más fuertes y a la vez, más débiles; unidos, ambos seguimos vivos, aunque el dolor del vacío se haga más grande".

    Asi es para mí.

    Saludos,que esta noche que se acerca la pases lo mejor posible.

    ResponderEliminar
  2. Duele tanto decirlo, que se queda en camino... como un aullido noche tras noche: AUsencia

    ResponderEliminar

Gracias por bucear en mis sueños.

Buceadores recientes

¿Cuántos bucearon?