lunes, enero 05, 2009

Conversación con mi reflejo.


Si las miradas mataran... yo estaría muerta... y es que hay más de una mirada que consigue helarme la sangre...
Como la de esa personita blanca que se dibuja frente a mi, en el espejo... Dime... ¿a qué viene mirarme con esa cara? Si yo soy tú... y tú posees mis pensamientos... aunque cuando tú los muestras, no temes al hacerlo y yo... bueno yo soy un caso aparte...
No... no voy a decir qué pasa por mi cabeza, eso no le incumbe a nadie, solo a mi, a nadie más, bueno sí, a ti también...
Entonces sé tú la que se lo digas a ellos, yo no quiero tener nada que ver... solo te muestro cuando me siento a salvo, y en este mundo, nunca me siento así.
Prefiero quitarme la máscara por las noches, cuando todos duermen (lo que yo debería hacer)... pero eres tan ruidosa que no me dejas con tus tormentos, ¡vete! ¡desaparece! ¡yo no pedí ser así!, y si algún día elegí pensar, ¡maldigo ese día! solo quiero respirar, tal y como lo hacen esas chicas que se sientan a mi alrededor todas la mañanas, sin preguntarme nada, pensando solo en cómo me queda en maquillaje...
[Nota mental, comprar también maquillaje]
Así que vete de mí... y llevate contigo todas esas absurdas preocupaciones que solo consiguen hacerme más daño...

Me acurruco en el baño secándome las lágrimas...
Deja ya de fingir Montse... sabes que no puedes, que no sabes y que no quieres dejar de pensar... tal vez eso te haga daño, pero ¿no te gusta adivinar qué es lo que piensan los demás?...
Si dejaras de fingir tal vez podrías ser libre... libre de tus propios prejuicios, ya que no escuchas los ajenos...
Si dejaras de sonreír cuando no quieres hacerlo, quizás cuando lo hicieras de verdad no tendrías que parar a preguntarte si sonreías de corazón...

Miro mis manos con los ojos nublados, esa chica del otro lado del espejo tiene razón... tal vez debería ser más yo misma... quitarme esa máscara de bienestar que siempre llevo, y que casi siempre cuela, porque nadie me conoce... y aunque siga siendo así... ¿por qué iba a dejar de llorar si tengo ganas?
¡No!
¡No lo haré! Yo soy yo por encima de cualquier cosa.
Yo soy yo incluída mi piel blanca, mi pelo revuelto y seco, mis manos frías y mis ojos tristes, yo soy yo digan lo que digan.
Yo soy yo con mi negatividad innata, con mi sarcásmo y mis pocas sonrisas de corazón.
Yo soy yo con esas muecas extrañas que hago para expresarme, con mi seriedad y mis dudas.
Yo soy yo, ahora y siempre.
Yo soy yo cuando miro alrededor pensativa, cuando observo y callo, cuando me dicen "que graciosa te pones cuando estás enfadada", cuando me callo algo y respondo con una sonrisa, yo soy yo conmigo y con quiénes me conocen.

Vuelvo a mirarme en el espejo con uan nueva visión.
Sonrío porque quiero y sonríe por igual mi reflejo.
-¿Por qué no me dejas salir un rato?
Todo tuyo el camino, me cansé de ser alguien que no soy, me cansé de aparentar feliz cuando estoy triste, me cansé de recordar toda mi vida como un error...
¿Quién es mi reflejo?
Esa niña pequeña que se creía mayor.
Soy una niña pequeña, vale, de acuerdo, pero la que camina, soy yo.

2 comentarios:

  1. si son absurdas, es absurdo que te persigan a todas partes.
    Lo que no es absurdo es que seas tú, ya seas pequeña, ya seas mayor.
    De tus ojos se esfumará la niebla, el día que de verdad seas tú. Porque a parte de las miradas, las máscaras a veces también matan.

    Tus lágrimas duelen.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo contigo xD las mascaras pueden matar y hacer más daño que una mirada asesina.
    Y pienso que ninguna de esas dos es la Montse de verdad xD no me pregunteis por qué porque no sabré contestaros n.nU

    Sigue escribiendo así ^^

    ResponderEliminar

Gracias por bucear en mis sueños.

Buceadores recientes

¿Cuántos bucearon?