lunes, marzo 09, 2009

Desilusión...


Abismo
Una simple y rara mota de polvo palpita en mi entrecejo, la veo aún sin saber como, la siento aún sin saber que puedo sentir algo...
Y sí, sé que fui yo la que me lancé, por miedo, por cobardía, por no quererme detener a pensar que puedo sobrevivir; que tal vez, esta vez, nada tiene por qué ser igual...
Pero las noches siguen vacías y no dejo que se llenen con palabras que retumban en mis oídos y excluyo antes de que lleguen a mi cerebro...
Si es la oscuridad el castigo a las inseguridades, daría mi mundo a cambio de una razón para creer, en tí, en mi, en que ese algo que intento no soñar, pueda ser...

Mas caigo, y caigo, y caigo... y sé que no me ayudarás, porque yo nunca te lo pediré. "No me rescates, que yo sola, ya sé", mentiras, sí, mentiras, no sé nada y me niego a creer que pueda saberlo...




Cae....



Aquel silencio odiado.....




En las entrañas de la noche......











Página en blanco y una mirada triste, me mira con cautela, nuevamente temen mi despertar, nuevamente temo que me hieran...
Sigilosamente vuela mi corazón, entre las grietas de mi cuerpo, ya tan frío, ya tan muerto, que es incapaz de sentir algo más que no sea remordimiento y...







...Pereza que sin enderezarme si quiera, intento levantarme, en vano, por supuesto.
Me coloco la fría mano en el pecho para sentir el vacío que provocó su ausencia.
La vida misma me intentó dejar de lado, sin saber que yo no la quería para nada... para nada más que para dártela a ti, aunque tú no la quieras, aunque tú no lo sepas, aunque tú nunca lo llegues a sentir... al menos, tendrá algún sentido, tendrá algún valor mayor que el que tiene para mi...
Dime qué he de hacer para ayudarte de nuevo a subir...
Dime qué tengo que hacer para hacerte de nuevo sonreir...
Dime qué tengo que hacer para decirte esto que siento aquí...
Dime... ¿me dejarás entrar dentro de tí?







y sin más me detengo en el camino a contemplar esa lejana rosa, fría como la noche y roja como la sangre que corre por mis venas y que se agolpa tras mis mejillas cuando me digno a pensar en ti... en mi... y en eso que ni tú ni yo nunca dejaremos ser.
humillación....







3 comentarios:

  1. que no puedas ir sola, no significa que puedas ir.

    No tienes que dar tu mundo para poder creer, si es lo que quieres... lo conseguirás.

    ahora sí, lo he leído entero... es tan profundo que me cuesta. Me cuesta...

    ResponderEliminar
  2. Hombre... tngo q reconocer q la chica tiene algo d talento xdd pero tanto cmo para costaar... xd Le qda mucho aun

    ResponderEliminar

Gracias por bucear en mis sueños.

Buceadores recientes

¿Cuántos bucearon?