sábado, octubre 31, 2009

¿Cómo puede ser que ese mundo que tanto tardé en construir haya dado lugar a algo tan contradictorio?
¿Cómo ha sucedido?
¿Por qué ha sucedido tan rápido que ni siquiera he podido reaccionar?

Los pájaros cantan como burlándose de mi inedcisión al salir del portal.
Mi indecisión en todo lo que hago.
Les miro con desdén y sigo mi camino sin saber, aún, hacia dónde se dirige.
Ya no sé si me acerco o me alejo de ti... No sé como encontrarte dentro de mi misma.
Dentro de este caos que me define desde siempre.
Dentro de esa burbuja de lamentos y sentimientos que se confunden y se mezclan para no originar nada en concreto...
Concretamente, hablemos de mi.
Hablemos de cómo me siento cada vez que tengo que mentir-te, y decir que estoy bien, cuando me apetece darte tu merecido para besarte después...

Tus labios... esos con los que tanto sueño y que tan lejanos me parecen.
Esos que deseo y quee no hacen sino susurrar que me quede dormida hasta que realmente estés aquí.

Por siempre jamás...

No puedo evitar sentirme estúpida al pensar que esto podría haber sido de otra forma.
Que podría haber callado la voz de mi estúpido corazón...
Que pude no haber existido ni haberme mezclado en tu vida para confundirla.
Para que siempre fueras tú... por siempre jamás feliz...
Para que tu sonrisa nunca se borrase por mi simple pesimismo...

Que podrías haber sido mi príncipe en silencio...

Pero hoy en mi mente resuena insistente el eco de tus palabras, que no me dejan oir mis propios pensamientos.
Que no me permiten llorar como quisiera... que sólo manchan mis ojos de una luz que poco tarda en desaparecer...
Pero hoy irrumpe en mi el silencio con su quebradiza voz, sumergiéndose también en mi oscuridad, cubriéndome con sus oscuras alas...
La noche cicatriza...
Y las estrellas brillantes parecen parpadear mientras que cierras los ojos rendido al cansancio y sus lindos sueños te atrapan hasta el próximo amanecer...

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Quizá eso pase porque nada es perfecto, ni si quiera el mundo que nosotros mismos creamos.
    No te pongas triste, el tiempo duele, pero también cura todas las heridas.^^
    Un beso.

    ResponderEliminar

Gracias por bucear en mis sueños.

Buceadores recientes

¿Cuántos bucearon?