domingo, marzo 21, 2010

Fluye

Sabiamos lo que iba a suceder.
Pero no lo evitamos.
Callamos las palabras que en ese instante querían salir.

Y se nos atragantaron.

O al menos a mi.
Ya no soy capaz de decir-te-lo.
Lo mucho que me duele.

Y lo poco que me importa

Sea estupidez o incongruencia,
siempre he sido así...
pequeña idiota...
gran imbécil.
Mucho menos de lo que yo pensaba
y tal vez algo más de lo que ellos creían.

Pero siempre me había dado igual.

Hasta que llegó,
una nueva primavera no necesariamente en Abril.
El frío nunca se marcha,
deberías darme por imposible...

-¿Nieva?
-No cielo, sólo hay escarcha
Los pies le resbalaban por el hielo y puso una mueca de reprovación.
-No me gusta.
-¿Por qué?
-Se refleja el gris del cielo.

El dulce crepitar del reloj,
me dice lo tarde que es.
Ya sé que hoy tampoco te encontraré
Es tarde para mentir-(me/te).
Muecas burlescas se desdibujan
Hoy sonrío sólo por aburrimiento
Me hastía el hastío de este desconcierto...
Dentro de mi misma,
todo parece decolorarse cuando el lápiz se queda sin tinta
y el bolígrafo sin sueños...
de papel mojados por la miel que brota de tus ojos
cuando no duermo... y soy capaz de verlos
Sin temblar...

Tiemblo

No, el CD sigue dando vueltas pero tengo apagado el sonido.
El móvil tirado en la otra esquina del sofá. Me da miedo releer.
Me da miedo creer que está sonando.
(¿) Porque siempre está en silencio (?)

No negaré que me fastidia estar así.
Lágrimas rojas caen.

Fluye el tiempo.

Y yo me quedo muda





En tus ojos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por bucear en mis sueños.

Buceadores recientes

¿Cuántos bucearon?