miércoles, abril 21, 2010

Cristal

Noto el frío tacto de las prisas sobre la cara y una despreocupada lágrima se desliza con lentitud por mi rostro contraído.
Duele sospechar que mis intentos son en vano.

Yo lo intento.
Tú sueltas la cuerda.
Yo aprieto.
Tú te esfumas.
Yo la suelto.
Vuelves a cogerla.
Yo me alejo.
Atrapas mi brazo.

Y vuelvo a querer sumergirme en un abrazo que me invada de silencio.
De esos silencios que se crean a nuestro alrededor sin llegar a ser incómodos.
De esos que sí sé comprender...
De esos que no hacen a mi cabeza dar vueltas en círculos para llevarse luego un pedacito de mi.

Hace frío aquí dentro, y más desde que las estrellas se fundieron al mirarte a los ojos.
Sigo allí, estancada en esa absurda nube esperando a no sé qué. Y tú que no llegas.
A veces siento que estamos en una pista de baile desierta, donde yo invento personajes que no son reales. A veces dudo que tú lo seas. A veces pretendo dejar de creer que alguna vez lo fuiste.
Y tal vez así, todo fuese diferente.
Todo fuese... de otro modo.
Yo no estaría aquí ahora, desgastando palabras repetidas. Regateándole segundos al reloj de este ordenador.
Y sigo sin poder sonreír por alguna otra razón que no sea imaginarte cerca... y luego, cuando vienes, agacho la cabeza sin más, sin saber dónde esconderme.

Una danza absurda con una melodía melancólica.
Acordes silenciosos arrancados de tus cuerdas vocales.
El aire que exhalas se convierte en la cárcel de mis dedos. Piel y hueso se confunden entre las luces de la aurora boreal de nuestro universo.
Hoy partido en dos y las distancias multiplicándose por momentos.
Puede que no fuera tu intención, pero pienso que debo alejarme... Me tiemblan las piernas cada vez que reconozco la cantidad de veces en las que me dispuse a olvidar-lo.
Olvidar lo que siento. Lo que sentimos casi ni te importa.
Lo único que parece importar en este juego de dos es quién saldrá perdiendo al final de la partida. Y siempre seré yo, como una vez te dije.

El repiqueteo de risas nerviosas en mis oídos hace que vuelva a mi la nostalgia.
De noches llenas
y mañanas vacías.
De Lunas llenas
y Soles encadenados

Reflejándose en mis ojos nuevas mentiras; y en los tuyos, se respira la indiferencia.
Yo me limito a observarte a una distancia prudencial para que la fuerza gravitatoria que ejerces sobre mi no me haga precipitarme y chocar contra tu superficie.


Y clavarme con los filos cortantes de las palabras que nunca has dicho.

6 comentarios:

  1. Venga... arriba el ánimoooo:) te envío un sueño bonito, lo estoy fabricando ahora:) hay nubes naranjas, peces voladores y pájaros bailarines, y si cierras los ojos, la Luna y la osa polar juegan a las damas con Venus y el anillo más joven de Saturno:) Abrazossss extraterrestres y biquiñosssss voladores:))) muacssss

    ResponderEliminar
  2. Me identifico un monton con lo que escribiste!
    Sobre todo con "Y sigo sin poder sonreír por alguna otra razón que no sea imaginarte cerca... y luego, cuando vienes, agacho la cabeza sin más, sin saber dónde esconderme."
    Es muy loco y extraño(de buena manera)
    Un beso grande
    Suerte:)

    ResponderEliminar
  3. Creo que necesitas el mando a distancia de S.O.L., o la visión de Cíclope, o el Sable Luz de Elic Quel-droma, sin embargo todo ello (que se sepa) solo es fición, pero sabes, el poder de la imaginación y del corazón humano pueden más que todos ellos.
    Solo tienes que querer.
    Porque, aunque no lo sabias, puedes hacer lo que quieras.
    Just Do It ;)

    ResponderEliminar
  4. El cristal es transparente y se puede fundir. Todo depende del color y molde que se le asignen cuando aún está caliente.
    Cada persona tiene una felicidad y cada felicidad tiene un color.
    ¡Un beso! :)

    ResponderEliminar
  5. Mmmmm los cristales aveces son tan frágiles que se pueden romper, pero si se les da el cuidado necesario y suficiente, son inquebrantables.
    Pero aveces es fácil decirlo que hacerlo, aunque en tu lugar. Creo que estaría igual.
    Pero levanta tu cabeza, nunca mires hacia abajo, o te trates de esconderte, es peor.
    Y aunque los resultados no son los que esperábamos, se sigue, aunque tb debo de aceptar que los recuerdos queman...

    Linda manera de escribir tenés :)
    Besos!

    ResponderEliminar

Gracias por bucear en mis sueños.

Buceadores recientes

¿Cuántos bucearon?