miércoles, abril 14, 2010

Imaginario

Los días se me deshacen entre los dedos sin remedio a la vista.
El pasar de las horas va precipitándose hasta transformarse en vacías puestas de Sol que no significan nada, para mi.
Repletos de trivialidades, me demuestran lo mucho que puede estirarse, mi paciencia, para no intentar saltar de la cama, con los pies descalzos y las manos aferradas a mi corazón, a punto de salírseme por la garganta.

Abrazos de cuervos que amenazan con picarme en los ojos, y hacerme regresar, de nuevo, a la compleja realidad.
Las paredes se contonean y danzan a mi alrededor cuando apenas acabo de abrir el telón de mi mirada, recién salida de mi universo imaginario.

Pintado con acuarelas de colores extraños, se pueden respirar melodías y tocar sabores. Aspirar la melancolía que en cada rincón se queda atrapada cuando decido secuestrar mis noches de insomnio, y hacerlas nuestras... sin decírtelo nunca...

Me quedo atada

Al extraño convencimiento de que nada es lo que parece, y menos si soy yo quien lo dibuja...
En tus pupilas
me leo.
Distingo
poesías
en tus labios
cerrados.

Destiñen mis sueños una vez colgados de mi ventana hacia fuera. Gotean y salpican en la calle oscura. Indiferente, el aire los arrastra y nunca nadie sabrá quién alguna vez los soñó.

La ilusión se esfuma y reaparece cuando le place...
Yo sólo quería enseñarte, alguna noche de esas en las que nos acompañemos del silencio que flota entre nosotros, mi forma de ver las estrellas...
Entenderías que para mi, las constelaciones establecidas no tienen ningún sentido.
Ejercería una mala influencia sobre tu forma de ser basada en no creer-te nada de lo que te dicen...
Mirarte y quedarme callada sin decir nada, sin interponerme en tu punto de vista.
Absorber tus heridas dibujando una sonrisa con la razón despeinada en mil haces de luz fina e invisible para alguien que no seas tú.
Borrar de tu memoria pasados incompletos, mentiras sin nombre.
Quitar todo rastro de dolor o tristeza de tu rostro, y sanar tus alas con mi ser... siendo aquello que quieras que sea... sin dejar de ser quien soy.
Y acompañarte en tu vuelo, alto, calmado;
pausado el aire que nos separa.
Tan lejos o tan cerca como quieras
Sin que tengas miedo a caer derrotado por la lógica aplastante que todo lo acaba llenando.

Abrazarte tan fuerte como pueda y no soltarme nunca de una caricia que no duerma.

Dices que no me ilusione... dices que no lo haga dentro de este mundo imaginario...
¿Y qué quieres que le haga?
Si estoy calada hasta los huesos...

De ti

6 comentarios:

  1. Impresionante me ha gustado mucho tanto el relato como la manera en que has echo tuya cada palabra. Muy original =)

    Te sigo, un besito

    ResponderEliminar
  2. La verdad tenés una forma muy particular de escribir, es muy bella la forma de escritura que logras, y lo terminas de una manera muy bonita.
    Quizás, me equivoque, pero algunas frases puede ser que sean de algún tema de música?

    Un beso grandote!

    ResponderEliminar
  3. Genial! Una composición de letras con el vértigo de los sueños:))) felicidades!! Me encanta!!! :)) biquiñosssss:*****

    ResponderEliminar
  4. La realidad es como la respiración, es mejor vivirla sin darte cuenta, porque cuesta más si eres consciente de ella. Hay que decorar tu vida de manera que parezca un sueño, pero a la vez quede muy real. No permitas aburrirte nunca, los pensamientos que brotan del aburrimiento siempre son negativos.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  5. ME EQUIVOQUÉ! Jjaja, creí que habría alguna frase de algún tema de música.
    Muchas gracias por dar tu perspectiva de las preguntas que hice en mi blog, un abrazo!

    Y NUEVAMENTE GRACIAS POR LOS COMENTARIOS CON CONTENIDO:)

    ResponderEliminar
  6. Pues échate una mantita por las piernas, para que los huesos entren en calor.

    :)

    ResponderEliminar

Gracias por bucear en mis sueños.

Buceadores recientes

¿Cuántos bucearon?