sábado, mayo 01, 2010

No hace falta título

Hoy te dibujé sonriente. Cabalgando despreocupado sobre una sonrisa tan etérea como el abrazo de la noche al sumirnos en su lecho.


Ibas directo a una estrella perdida en algún rincón de la inmensa galaxia de los sueños perdidos en cada una de nuestras contradicciones, en cada vez que retrocedemos un par de pasos temerosos de quebrar el castillo de arena.

Se nos mojan los ojos con la sal que nos arrojan en las caídas. Cuando una lanza puntiaguda nos parte en dos y no sabemos reaccionar. Y llueve. Por dentro y desde dentro sale afuera, agrupada cada lágrima y suspiro en un verso nuevo y diferente del anterior.

Meciéndote en el cálido viento de verano que ya sopla, hoy te vi sonriente en mis pupilas, y me agarré a tu silencio transparente. Y agrupé todas las noches en vela que pasé atrapada en la red de tu recuerdo dispuesta a darles un significado.

Tu perfume se me quedó impregnado con las gotas de lluvia que me acariciaron en ese país lejano y extraño para mi. Donde soy tan extranjera como en la tierra de tu corazón, sin saber exactamente dónde situarme para que pese al temblor de mis piernas no corra peligro de chocar contra algo que no pueda ver.
Que pese al siempre tangible aspecto de poeta que me persigue, pueda llegar a reconocer el tacto del peligro sin tenerlo que dibujar.
Que pese a estar enganchada a unos labios que siento que nunca podré rozar...

Encuentre un lugar donde, aún estando a ciegas, no duela respirar
el tacto
de las melodías de los delirios
de un sentimiento antes
rechazado
antes
olvidado
antes
ignorado
por la fuerza
de las noches
sin ti
sin mi
sin nada más que la luz de una vela consumiendose.

Que pese a quererte tanto, no llegue a preguntarme nunca, si tú me quieres a mi, al menos, una décima parte de lo que yo te quiero.


Hoy te dibujé abrazado a mi coraza, acariciando con cuidado la dulce y tierna llaga que me quedó al derretirse el hielo que siempre me había rodeado.

5 comentarios:

  1. No hace falta, porque lo has dicho todo... Ese sentimiento lo entrelazastes en palabras, que demuestran muchos sentimientos.
    Pero en mis momentos de malos resultados, era obvio que el dolor iba a llegar, pero cuándo me iba dando cuenta, que ganaría con seguir recordando algo sin sentido...

    Llegué a una conclusión: Nada...
    Te preguntastes que ganas con seguir recordando?

    Me encantó la manera en que lo escribistes :) Un beso grande!

    ResponderEliminar
  2. Mi preciosa, hoy has dibujado un sentimiento perfecto en mi alma y has hecho mojar mis ojos, has hurtado una lágrima con sabor a recuerdos, tienes un sentimiento tan delicado, tan transparente, tan tuyo..

    Besitos a tu corazón

    ResponderEliminar
  3. A veces dibujar o escribir un mundo contrario es una buena forma de huir un rato de la realidad, porque a pesar de ser algo que necesitamos, de vez en cuando hay que alejarse unos pasos de ella para comprendarla bien, como al mirar los cuadros.
    Siempre acabará llegando alguien especial, el único requisito es que no te canses de esperarle.
    Un beso, cuídate :)

    ResponderEliminar
  4. desde la tierra media te invitamos a que te unas al duelo de poetas, entra y haste seguidor, para participar o quedate y se espectador en cada batalla...

    http://latierra-media.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Gracias por bucear en mis sueños.

Buceadores recientes

¿Cuántos bucearon?