jueves, junio 24, 2010

¿Qué queda?

Se disculpan en secreto
sus manos engañosas...
Enganchándose temblorosas
sobre mi cuello.

El cabello ondeando al viento,
un viento helado, sombrío,
a mi pesar, incierto.

Tú y sólo tú
entre los lunes desiertos
y los domingos soleados,
me atrapas.

Empañas nuestros gestos
con imágenes salidas
de cuadros no pintados.
Sueños desvalidos,
susurros entrecortados.

Qué triste saber
que nunca seremos más
de lo que esperamos.
Querer no es poder,
no cuando no sabes si puedes
quererlo sin más.

Querer es llorar.
Yo lloré, y quise...

Y ahora... ahora ya...

No hay nada más
que el suave ronroneo del ventilador
removiendo el aire impregnado
del vacío que se me quedó
atrancado
tras las puertas que cerré
en un arrebato de impaciencia.

(...)

Donde lo más destacable es
que perdí la consistencia
de palabras deshilachadas
que aunque aún no volaron...
Jamás te dijeron nada.


Nada que supieras no ignorar.


7 comentarios:

  1. Querer es llorar...no lo habia pensado así.
    Pero querer,se demuestra siempre diferente en cada uno (:
    Un beso enorme enorme
    Tambien se la quiere por qui
    Suerte♥

    ResponderEliminar
  2. Donde lo más destacable es
    que perdí la consistencia
    de palabras deshilachadas
    Me ha encantado como has enlazado las palabras *O*

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo con Irene, el enlace de las palabras es excelente.
    Besos :)

    ResponderEliminar
  4. No se por qué, el sonido del ventilador me relaja, me da ganas de dormir. Y no, tristemente querer no es poder (Ni no querer es no poder), pero sería muy bonito que lo fuera. De todas formas nunca podremos conocer el cien por cien nuestras limitaciones, por eso es mejor querer poder, y experimentar :)

    ResponderEliminar
  5. Qué gran espacio se crea siempre entre el "querer" y el "poder" verdad? Aunque otros más optimistas dicen, "querer es poder..."... En fin... Versiones para todos los gustos y colores.

    Sabes que es lo bueno de la tristeza? Que te hace escribir cosas como estas... Precioso texto, aunque no menos triste.

    Un besito Duende.

    ResponderEliminar
  6. Que bonito que hayas regresado, extrañaba mucho pasar a leerte como lo hacia antes. Sabes que andaba subiendo entradas, pero no andaba devolviendo comentarios, solo unos pocos, y los necesarios.
    Pero hoy me hice el tiempo necesario para pasar por tu espacio. Y para agradecerte enormemente por cada comentario.
    Otra cosa, con respecto al texto, me encantó como fuistes dibujando en palabras todo ese sentimiento que te provocó, porque seguramente es lo que sentistes no?

    Bueno, te dejo un beso, y mucha suerte!

    ResponderEliminar
  7. ¿Qué queda...? mi preciosa, muchas veces me he hecho esa pregunta, por momentos no se percibe nada, hay otros mas que si, quedan cosas valiosas, quedo yo, quedas tu, es cuestión de días y de sensaciones...
    No cabe duda que en cada letra atrapas el espejo de mis recuerdos.

    Besitos preciosa

    ResponderEliminar

Gracias por bucear en mis sueños.

Buceadores recientes

¿Cuántos bucearon?