sábado, agosto 14, 2010

La pequeña Abbie

No era capaz de contar las veces que se había dicho a sí misma que no creía en el amor.
Los rizos negros le caían suavemente sobre los hombros delgados. Sus ojos parecían estar rellenos de caramelo fundido.

Aquella noche hacía frío y los copos de nieve bailaban como estrellas caídas.
Recordó los sueños navideños de antaño y se detuvo bajo la tenue luz anaranjada de una farola. Ya nada es lo que parecía, o eso solía responderse cuando la soledad hacía eco en los rincones de su habitación a los que la luz no podía acceder.
Se acordó de que, cuando las mariposas van ascendiendo por la garganta,  no logras pensar con claridad. Se pudo ver a sí misma, con el corazón encogido y las rodillas temblorosas, escondida del tiempo, rogándole que no pasara tan deprisa. El miedo a crecer se respiraba en sus gritos silenciosos.

En ese instante; bajo aquel cielo oscurecido como si de una charca de petróleo se tratase, la pequeña Abbie se dio cuenta de que ya no era tan pequeña.

Siguió caminando hacia casa, arrastrando con su sombra los años que se le habían venido encima en un descuido.




Abbie hablará por mi de vez en cuando. La vena de redactora la tengo muy marcada y creo que no mostré esa faceta.
Será  una parte de historias sin final definido. He abierto algunas páginas que iré rellenando.

Gracias por vuestro apoyo ^^

11 comentarios:

  1. Seguiré pendiente de lo que le pase a la pequeña Abbie.
    Feliz día

    ResponderEliminar
  2. Es interesante esa tal "Abbie"...
    Seguiré sus historias y pensamientos.
    Me gusta mucho el blog!

    DISFRUTA!!

    ResponderEliminar
  3. Otro descuido... otro de aquellos.

    abrazo*

    ResponderEliminar
  4. Ufff... y que hacer cuando deseamos seguir siendo pequeños para que el mundo no duela??
    Ojala algún dia la pequeña Abbie deje de tener el corazón encogido que creo merece ser libre y feliz..

    Besitos mi querida, una dulzura leerte.

    ResponderEliminar
  5. Iré pasando a ver que va contando.

    un saludo

    ResponderEliminar
  6. Estare al pendiente de la pequeña Abbie

    Te dejo mi cariño junto con un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Me gusta esta nueva faceta.
    Escribis lindo, de la manera en que lo hagas.

    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Es dificil darse cuenta,que la vida sigue,y con ella las cosas cambian.Es dificil acostumbrarce a ciertas cosas...
    Un beso
    Suerte (:

    ResponderEliminar
  9. ...traigo
    sangre
    de
    la
    tarde
    herida
    en
    la
    mano
    y
    una
    vela
    de
    mi
    corazón
    para
    invitarte
    y
    darte
    este
    alma
    que
    viene
    para
    compartir
    contigo
    tu
    bello
    blog
    con
    un
    ramillete
    de
    oro
    y
    claveles
    dentro...


    desde mis
    HORAS ROTAS
    Y AULA DE PAZ


    TE SIGO TU BLOG




    CON saludos de la luna al
    reflejarse en el mar de la
    poesía...


    AFECTUOSAMENTE
    EL DUENDE FELIZ

    ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE CACHORRO, FANTASMA DE LA OPERA, BLADE RUUNER Y CHOCOLATE.

    José
    Ramón...

    ResponderEliminar
  10. Me encanta... como siempre ^^ manteneme informado pequeña abbie =)

    ResponderEliminar

Gracias por bucear en mis sueños.

Buceadores recientes

¿Cuántos bucearon?