martes, agosto 24, 2010

Noche de insomnio

Con inocencia le dije que quería ser un lucero nocturno.
Surcar el cielo azul moteado de melodías.
Ser tan fugaz como un pestañeo de esa mirada
verde,
tanto como la esperanza,
que no sabes si falta o nunca llega.

Nunca llegó
el momento oportuno
para tomar la decisión
acertada.

Nos quedamos quietos,
mudos,
sin hacer nada.
Pared contra pared,
muro contra muro,
palabra contra palabra...

Y, al cerrar los ojos,
ninguno de los dos estaba ya
allí.


Estábamos dormidos
en una luna mordida
y en tu sonrisa titilaba
la luz de esa estrella
que yo nunca llegué a ser.


Hoy volé,
tan alto 
que pude ver,
desde arriba,
los pies del Sol.

Rayos que incidían
sobre mi rostro cubierto
de las perlas brillantes
de un recuerdo roído,
que me susurraba en el oído
que el truco está
en saborear
los instantes
que pierdo pensando
en ti.


12 comentarios:

  1. ESTUPENDO ESCRITO, FELICIDADES. SALUDOS

    ResponderEliminar
  2. Disfruta de esos momentos pero otros también.

    un bsito

    ResponderEliminar
  3. Los pies del sol!! Qué bonito:) aunque tu poema tiene también tintes melancólicos:) muy feliz día:)))

    ResponderEliminar
  4. Lunas mordidas y recuerdos roídos. Tu mundo está poéticamente carcomido y las palabras también se atragantan en los versos cuando la añoranza se hace insoportablemente dulce.
    Me gusta.

    ResponderEliminar
  5. Muro contra muro y palabra con palabra...

    Más allá de estar escrito de manera hermosa, en combinación con la música, me ha emocionado.
    Es tan dificil perder los momentos en que las decisiones deberian ser las participantes que luego, es mas dificil aun separarnos de esos instantes. Y perdemos el tiempo pensando en eso...ganando ansias por revivirlos nuevamente para ver si de esa forma, cambiaríamos nuestras acciones...

    Perfecto.

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Esos momentos saborealos despacio, sin prisa pero también desgusta con ambición los momentos nuevos sin él, sin melancolía resentida. Vive, sueña e improvisa trazos de felicidad.

    Me encanta el poema, cada dia te superas, un besito enorme.

    ResponderEliminar
  7. Simplemente hermoso...
    Me encantó la frase que dice:
    Me susurraba en el oído que el truco está en saborear los instantes que pierdo pensando en ti.

    DISFRUTA!!

    ResponderEliminar
  8. Hoy volé,
    tan alto
    que pude ver,
    desde arriba,
    los pies del Sol.

    Hoy puse un Post ...Pensando en TI ...Espero te guste

    Besosss y si tu barco naufrago el mio pasa por tu camino , anda sube no estes a la deriva

    ResponderEliminar
  9. Una noche de insomino, últimamente he tenido muchas, demasiadas diría yo, he intentado volar, sin lograrlo, quizás no es momento, he perdido la mirada de la luna, se han acurrucado en mis piernas las desesperanzas, pero hay algo que me dice que hay luz después del pozo y es tener contacto con personas que aunque no conozcas logran atar a tu alma sus letras como las de esta preciosa duende que escribe encantadoramente...

    Besitos hermosa

    ResponderEliminar
  10. ¿Acaso hay algo más bello que escribir?
    ¿Cómo es que hay personas capaces de rechazar la lectura, los escritores, la poesía? Y la música, y el cine bueno y el arte.
    Sumergirte en olas de papel donde el horizonte jamás tiene fin y el viaje nunca termina, aún después de acabar la última página de ese libro que tantas ganas tenías de leer.
    Pensar, soñar, filosofear sobre la existencia insignificante de tu absurdo ente en mitad de las galaxias. Amor, pasión, miradas furtivas y un toque de melancolía combinado con una pizca de dolor y destellos de felicidad inimaginable.
    Vivimos de las palabras, ¿qué sería de este mundo sin ellas? Ágarralas fuerte, abrázalas, enamórate aún más, es lo único que nos quedará, aún después de que el universo colapse, ellas seguirán allí y aquí, en nuestras mentes.

    Es bonito encontrar personas que saben apreciar estas cosas, es bonito encontrar personas con los pies en la tierra.

    Te sigo, gracias por regalarme a mí y a todos una lectura con un sabor tan dulce y delicado.

    ResponderEliminar
  11. A veces lo mejor es dejar de pensar, ponerse ropa cómoda y salir a jugar o charlar con una buena amistad. Sólo así se olvidan verdaderamente los problemas por un momento.

    ResponderEliminar

Gracias por bucear en mis sueños.

Buceadores recientes

¿Cuántos bucearon?