jueves, diciembre 30, 2010

De trapo

En esta irrisoria puesta de Sol puse a colgar las medias verdades que no terminamos de decirnos antes de separarnos, bruscamente, yendo cada uno hacia un extremo, como dos imanes que no se pueden ni rozar siquiera, suavemente.

Más allá de toda duda quedan atrapadas las sensaciones que van despertando casi sin querer. Algunas tan antiguas como el tiempo (que escasea, para variar); otras tan compuestas que es sumamente difícil distinguir las partes.
Y así, mezclando y removiendo el caldo resultante, entre compuestas y antiguas emociones, me encuentro con alguna otra que se me atraganta al digerirla. Y trato de empujarla hacia más abajo, pero se ajustan en el pecho, asemejándose a un lejano y molesto pitido. Un nudo. Un susurro aislado. Una palabra distorsionada.

Un no que nadie dijo y yo deduzco en cada una de las paredes, pintado con letras invisibles y saladas.

Anoche mientras tejía mis miedos y los decoloraba, descubrí colgándome de las pupilas un hilillo translúcido de metal que llegaba hasta la ventana. Una única estrella se había dejado ver.

Cuando se apagó esta mañana supe que habría de enfrentarme de nuevo, a solas, al mundo.
La realidad abrió sus fauces de lobo feroz y me engulló. Ahora vuelvo a ser la misma melancólica de antes.

Eternizaré el instante en que en el más bonito de mis sueños me dijiste que todo cambiaría... Para bien

De trapo son, los dedos, cuando te resbalas por ellos, preso de las nubes en que tanto tiempo pasas tendido.

9 comentarios:

  1. ¿sabes?
    Al pasar por tu rincón se me ha manchado la camisa de polvo de hadas.
    ymeencantalasensaciondevolar.

    Crêpes
    enormes.
    (untexto
    paraenmarcar)

    ResponderEliminar
  2. Olvide mi cabeza en algún sitio, y por poco olvido bucear... ¡crimen!

    Puros de esos deseos bonitos para comenzar un año nuevo más. Y suaves sueños, claro. Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Esos dedos seguro que dejarán de ser trapo y se convertirán en los que te indiquen la dirección del camino de los sueños...esos que aún siguen ahí por hacerse realidad...seguro que el año que entra te recibirá con un guiño y te dirá quiero una sonrisa en tu cara...y la melancolía se alejará...para darle paso a la felicidad...que tengas un año muy feliz...besoos

    PD: tengo un problema con tus actualizaciones que no me llega el aviso aunque estoy como seguidora...pero lo arreglaré.

    ResponderEliminar
  4. increible como siempre.

    Te deseo un año muy feliz mi querido y recordado duende. Ojalá este año puedas cambiar tu pseudónimo a un 'el duende ex-infeliz'

    un besooooooo

    ResponderEliminar
  5. Bueno, pásalo bien.
    Feliz año.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  6. Espero que lo hayas pasado bien.
    Feliz año!

    ResponderEliminar
  7. Siempre amanece, por mucho que atardezca.
    Conozco la sensacion de desesperanza y desilusion.
    Como siempre un texto magistralmente escrito que me ha puesto el pelo de punto.
    Tus palabras no moriran nunca.

    ResponderEliminar
  8. Las palabras nunca morirán, agradezco haberme topado con este espacio, ojala que siga durante mucho tiempo!
    Te deseo lo mejor en este año, ♥

    Un beso grande, ojala que andes por aquí más seguido:)

    ResponderEliminar
  9. que bonita entrada!! voy a seguir cotilleandote!
    por cierto, tienes un sueño? en mi baúl tengo muchos, quieres compartir alguno?, te espero!! hasta pronto!!
    Coquette

    ResponderEliminar

Gracias por bucear en mis sueños.

Buceadores recientes

¿Cuántos bucearon?