lunes, abril 11, 2011

Quién eras (tú)

Ayer te respiré.

Eras abstracto, e t é r e o,
como una nube

Blanca

la nieve que hoy cubre el paisaje
que inventaste para mi.
Allí donde era
- é r a m o s -
todo lo que queríamos...

¡Cómo nos queríamos!
¡Cómo nos olvidábamos de ser nosotros!
De ser parte del mundo.
De ese mundo externo,
extraño,
impuesto.

Eras palabras,
palabras que pujaban por describir sueños.
Sueños de amaneceres infinitos...
Infinitos colores por inventar...



Eras una coloreada mota de esperanza
flotando a la deriva
en medio de todo este dolor.

Eras exactamente como te imaginaba

Hasta que me dijiste quién eras

realmente.


Las reglas de este espacio a ti no se aplican,
el tiempo para ti no es más que una forma de medida.
Tú no giras al compás de los demás,
tú haces girar tu mundo
como si fueses un espectador del mismo
desde fuera.

Mira
la próxima vez
que des la vuelta
a la ruleta.

Yo sigo estando allí de pie.

Por si volvieras.

Y nunca he mantenido bien el equilibrio.



3 comentarios:

  1. Quizá quedarse clavado esperando que vuelva alguien que nos demuestra que sólo piensa en sí mismo no es lo mejor... (al menos eso me ha inspirado el texto)

    ResponderEliminar
  2. Me gusta como lo las expresado.

    un beso

    ResponderEliminar

Gracias por bucear en mis sueños.

Buceadores recientes

¿Cuántos bucearon?