martes, agosto 30, 2011

Silencios Impertinentes


Caminar en la cuerda floja es algo que ya no me parece tan incómodo. Me he acabado acostumbrando. Terminé por descubrir que el enemigo de mi propia sonrisa se hallaba dentro de mí. Yo misma me niego ser feliz, y aunque no adivino un porqué que tenga algo de lógica, la presión en el pecho a veces me concede un tiempo muerto y se desvanece entre quejidos nocturnos.
Me desvelo y puedo verme reflejada en cada uno de los sueños que no he contado porque me da miedo perderles de vista. Acabé creyendo de verdad que nunca osan a cumplirse si los cuentas. Tampoco si confío demasiado en que se cumpla alguno de ellos, incluso el más absurdo.

La charla interna nunca me ayuda a sacar nada en claro, por eso la evito. Otra de las muchas cosas que no debería hacer y hago.
Puta forma de ser. Maldita sea, yo, una y mil veces. Y otras muchas veces en que ni de maldecirme me quedan ganas.

Sigo cayendo. Cayéndome. Me aferro más por cabezonería que por fuerza de voluntad.
Quiero hacer demasiadas cosas para pensar de nuevo en rendirme.
Soy estúpida.


Quiero ahogarme en esta locura
que despiertas.
Porque aunque puede que sea cierto
que nada cure
soluciona las encrucijadas momentáneas que me surgen...

Al menos cuando aún sigues
allí.
Cuando parpadeo y me empeño en verte al borde de la cama.
Allí
y
aquí.

En todas partes.


Vuélveme loca en todas partes.

Así silenciarás esos silencios impertinentes



3 comentarios:

  1. "La charla interna nunca me ayuda a sacar nada en claro, por eso la evito"
    esa frase me super identifica solo que a pesar de eso, yo no he aprendido a evitarla, cayendo siempre en el mismo lugar.

    Adoro tu forma de visualizar lo que escribís, me refiero a tu forma tan especial de acomodar los párrafos, las fotos y cada palabra de tus textos

    ResponderEliminar
  2. esta entrada especifica lo que siento aveces. A lo que te digo no te encierres, salí y alejate un poco de vos y lo que te rodee que te haga mal, ayuda, de verdad que si

    ResponderEliminar
  3. De estúpida nada.
    Los estúpidos suelen ser muy felices.

    Besos.

    ResponderEliminar

Gracias por bucear en mis sueños.

Buceadores recientes

¿Cuántos bucearon?