sábado, marzo 21, 2015

Dualidad

Eres como la cálida
claridad
que se cuela por la ventana
en cada nuevo amanecer.

Dulce.
Brillante.
E t é r e o.
Como esa luz que nos ciega y da calor
a partes iguales.


yo,
hecha de completa oscuridad,
me encuentro entre dos frentes.


Entre tu belleza,
radiante,
tu inconstante aleteo,
la indiferencia hacia mi persona
unas veces,
y esa cercanía que provocas
entre nosotros
sin que yo te de permiso para ello.



Y entre su frialdad,
su cruel monotonía,
la simpleza de las costumbres.
Los intentos de revivir
una llama
que lleva mucho tiempo muerta.


¿Quién te dio permiso para iluminar
la oscuridad de un camino,
de mi camino,
confundiéndome con palabras
que yo sé que no son ciertas?


No puedo salir de esta encrucijada.
No sé hacerlo, ni sé si quiera.
Porque entre sólo intuir tu luz en la d i s t a n c i a,
y sentirla de vez en cuandoprefiero lo segundo.


Por mucho que luego tu ausencia me desgarre
desde dentro
hacia afuera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por bucear en mis sueños.

Buceadores recientes

¿Cuántos bucearon?